5 causas de Dolor en el Brazo Derecho y el que hacer

El dolor en el brazo derecho puede surgir por diversas causas, siendo las más comunes son golpes o lesiones en las estructuras del brazo, como sucede al tener una mala postura, hacer esfuerzos repetitivos o al dormir por encima del brazo, por ejemplo.

El dolor en el brazo puede surgir en cualquier lugar, desde el hombro hasta el puño, en general, por afectar a lugares como músculos, tendones, nervios, articulaciones, vasos sanguíneos y piel. Sólo en raros casos, puede indicar un problema más serio, como una enfermedad neurológica o incluso un infarto.

Así, para identificar la causa exacta del dolor, es necesario buscar atención médica, que hará una evaluación de los síntomas, el examen físico de la región y, si es necesario, solicitar exámenes para determinar la causa e indicar el tratamiento más correcto.

A pesar de que muchas, las principales causas de dolor en el brazo derecho se incluyen:

1. Realización de esfuerzo

Esfuerzos intensos con el brazo, común en las personas que asisten a la academia o practican algún deporte, pueden provocar pequeñas lesiones en los músculos del brazo o de las articulaciones del hombro, codo o muñeca, lo que causa un dolor que, en general, mejora después de unos días de descanso.

Cuando el esfuerzo es repetitivo, especialmente en las personas que trabajan haciendo movimientos con el brazo, como profesores que escriben en la pizarra, operarios de máquina, músicos o deportistas, es posible que el Trastorno Musculoesquelético Relacionado con el Trabajo (DORT), también conocida como Lesión por Esfuerzo Repetitivo (LER).

Qué hacer: Para prevenir este tipo de lesión, es necesario obtener indicaciones del médico y del fisioterapeuta sobre las posturas correctas que se deben asumir durante la realización de los movimientos, para evitar el desgaste de las estructuras del brazo y, en el momento del dolor agudo, el médico puede indicar medicamentos antiinflamatorios y reposo. Echa un vistazo a las recetas de anti-inflamatorios naturales para ayudar a combatir el dolor.

2. Tendinitis

La tendinitis es una inflamación del tendón, un tejido que conecta el músculo al hueso, que genera síntomas como dolor localizada y falta de fuerza muscular. Ella puede surgir más fácilmente en las personas que realizan movimientos repetitivos con el hombro o el brazo, o en deportistas.

Qué hacer: para tratar la tendinitis se aconseja evitar hacer esfuerzos con el miembro afectado, tomar los medicamentos analgésicos o anti-inflamatorios indicados por el médico, y llevar a cabo las sesiones de fisioterapia. Echa un vistazo a las opciones de tratamiento para la tendinitis.

3. El Síndrome de túnel del carpo

El síndrome del túnel carpiano se produce por la compresión de un nervio que se extiende por el brazo hasta la mano, llamado nervio mediano. Este síndrome se caracteriza por la aparición de hormigueo y sensación de agujas principalmente en los dedos pulgar, indice o el dedo medio.

El síndrome del túnel del carpo es más común en los profesionales que trabajan con las manos y la muñeca, como digitalizadores, secadores de cabello o programadores, por ejemplo, y los síntomas aparecen a los pocos, y puede llegar a ser invalidante.

Qué hacer: el tratamiento está orientado por el ortopedista o reumatólogos e incluye el uso de anti-inflamatorios, reposo y fisioterapia. Echa un vistazo en el siguiente vídeo, orientaciones de la fisioterapeuta para aliviar el dolor en estos casos:

4. La mala circulación

Cambios en la circulación de la sangre del brazo, provocada por una obstrucción en un vaso sanguíneo o una trombosis en venas o arterias, por ejemplo, puede provocar una sensación de dolor, hormigueo, el peso y la hinchazón del miembro afectado.

Se debe sospechar de una mala circulación cuando hay extremos de las manos muy pálido o púrpura, hinchazón en el brazo o en la mano o sensación de hormigueo.

Qué hacer:es necesario consultar con el médico general o angiólogo, que harán una evaluación detallada y solicitarán exámenes como la ecografía con doppler del brazo. El tratamiento depende de la causa, y puede implicar el consumo de líquidos, el ejercicio o, en los casos más graves, el uso de medicamentos para facilitar la circulación. Más información sobre el tratamiento para la mala circulación.

5. Infarto

El infarto agudo de miocardio o una angina de pecho pueden causar dolor en el pecho que se irradia hacia el brazo y, a pesar de ser más frecuente en el brazo izquierdo, es posible que irradia hacia el brazo derecho. Este síntoma de infarto es raro, pero puede surgir en principalmente en ancianos, diabéticos o mujeres, que pueden presentar síntomas atípicos más a menudo.

El dolor en el brazo que indica el infarto suele estar asociada a una sensación de ardor o ajuste, además de dolor en el pecho, falta de aire, náuseas o el sudor.

Qué hacer: en caso de que exista sospecha de infarto, es conveniente ir a la sala de emergencias para que el médico evalúe los síntomas y solicite exámenes, que pueden confirmar o no el problema. Saber identificar los principales síntomas de un infarto.

Leave a Reply