5 formas de acabar con la flacidez en el rostro

Para combatir los signos de envejecimiento facial, eliminando la flacidez, las arrugas y líneas de expresión se puede recurrir al uso de la crema antiarrugas y la toma de un suplemento de colágeno, a partir de los 30 años de edad.

Sin embargo, existen diversas opciones de tratamientos estéticos que aumentan la oxigenación de la piel, que hacen las cremas entrara de forma más profunda y que aumentan la producción de colágeno, que son las fibras que dan sustentación a la piel. Así, los principales tratamientos disponibles para quitar la flacidez del rostro son:

1. Hacer un tratamiento estético

Los tratamientos que pueden ser realizados por el fisioterapeuta en clínicas estéticas, para mejorar la textura y la firmeza de la piel, eliminando la flacidez, son:

  1. Radiofrecuencia: es un procedimiento que utiliza un pequeño dispositivo que se desliza por el rostro generando calor para estimular la producción de colágeno en la piel y mejorar su tono;
  2. Privados de españa: se realiza con la aplicación de pequeñas inyecciones que contienen CO2, para estimular la oxigenación y la eliminación de toxinas por la piel, haciendo que sea más rejuvenecida y firme;
  3. Peeling químico: se realiza con la aplicación de ácido en el rostro, que eliminan la capa más superficial y media de la piel, estimulando la producción de una nueva capa firme y resistente, que elimina por completo las manchas en la cara, cicatrices de acné, estrías y líneas de expresión;
  4. Mesolift o Mesoterapia: hecho a partir de múltiples microinjeções con sustancias revitalizantes de la piel del rostro y el cuello, como las vitaminas A, E, C, B o K y ácido hialurónico, que hidratan y regeneran la piel, disminuyendo la flacidez;
  5. Láser o luz pulsada: son procedimientos realizados por un aparato que emite luz y calor, como forma de mejorar la textura de la piel y eliminar arrugas, manchas y señales;
  6. Microagulhamento con Derma Roller: para la estimulación de la producción de colágeno, se utiliza un pequeño dispositivo repleto de microagulhas que se deslizan por el rostro, haciendo pequeños agujeros. El objetivo es dañar la piel para que el propio cuerpo, al tratar de la regeneración de la piel, forma una nueva capa más firme.
  7. Iontoforesis: Es un tratamiento que consiste en colocar una pequeña placa directamente sobre la arruga que desea eliminar contienen sustancias como el ácido hialurónico, hexosamina o fosfatasa alcalina, por ejemplo para promover la penetración de estas sustancias de forma más profunda con el fin de aumentar la producción de nuevas células de colágeno que se adhieren a la piel, eliminar arrugas que está siendo tratada;
  8. Microcorriente: mejora en la nutrición y oxigenación de la piel, teniendo efecto revitalizante y también estimula los fibroblastos a producir más colágeno en mayor cantidad y de mejor calidad.
  9. Corriente rusa: son pequeños electrodos colocados en la cara que llevan al aumento de la circulación sanguínea y el tono muscular, combatiendo la flacidez y las arrugas.
  10. Láser HeNe: emite haces de luz que promueven el aumento de las fibras de colágeno en los lugares donde se aplica.

Estos tratamientos alcanzan excelentes resultados, pero deben ser realizados como forma de tratamiento, siempre de forma quincenal o mensual, con períodos de mantenimiento para que los resultados puedan ser mantenidos a lo largo del tiempo, evitando la necesidad de tener que recurrir a otros tratamientos como el Botox o incluso de una cirugía plástica.

Estos tratamientos estéticos pueden comenzar a realizarse desde la aparición de las primeras arrugas alrededor de los 30 – 35 años de edad y no excluyen la necesidad de utilizar cremas antiarrugas y hacer una alimentación rica en colágeno.

2. Comer más colágeno y antioxidantes

Para eliminar la flacidez del rostro y de otros lugares del cuerpo, es importante consumir alimentos ricos en aminoácidos y colágeno, que se encuentran en las carnes, huevos, leche, granos y frutas cítricas como la naranja, el limón, el kiwi, la mandarina. El colágeno puede, también, ser complementado con el consumo de cápsulas de uso diario, compradas en tiendas de productos naturales. Aprenda a tomar el colágeno hidrolizado, que reafirma la piel de dentro hacia fuera.

Alimentos antioxidantes también son muy importante para el mantenimiento de la piel. Los mejores antioxidantes están presentes en frutas, verduras como la col, la zanahoria, la remolacha, el tomate y las semillas de chía y de lino.

Pero además de esto, es muy importante mantener el cuerpo bien hidratado, ya que el agua mejora la circulación, elimina toxinas y la inflamación, y también renueva la producción de colágeno de la piel, siendo fundamental para que los otros tratamientos que tengan un buen efecto. El té verde es una excelente opción que ayuda a evitar el envejecimiento de la piel, disminuyendo las posibilidades de flacidez, pudiendo ser consumido diariamente.

3. Gimnasia facial

Los músculos de la cara se insertan en la piel y por lo tanto hacer gimnasia facial es una excelente forma de combatir las arrugas, líneas de expresión, y elevar los párpados y las cejas de forma natural. Los ejercicios deben ser realizados frente al espejo, y se puede usar la mano como forma de dar más resistencia y dificultad para el ejercicio. Esta resistencia manual puede ser usada de forma alterna, de manera simultánea o en la dirección diagonal, pero de preferencia debe ser enseñada por el fisioterapeuta, teniendo en cuenta las necesidades individuales de cada persona. Vea algunos ejemplos de ejercicios prácticos y fáciles de gimnasia facial para afinar el rostro y disminuir la flacidez.

4. Cremas faciales

Las mejores cremas antiarrugas son a base de ácido hialurónico, DMAE, el colágeno, el resveratrol, vitamina C y Vitamina E, ya que tienen un efecto antioxidante y reafirmante, ya que estimulan la formación de colágeno y elastina, que le dan firmeza y ayuda a la piel.

Estas cremas se encuentran listos en farmacia o son manipulados con receta del dermatólogo o del fisioterapeuta, y pueden ser usados para disminuir o evitar la flacidez del rostro, cuando empiezan a surgir las líneas de expresión. Pueden ser usados por la noche, o de día, junto con un protector solar propio para el rostro.

5. Cirugía plástica

Como último recurso, existe todavía la cirugía plástica llamada lifting facial que elimina las arrugas y elimina el exceso de grasa del rostro, dándole un aspecto más joven. Obtenga más información sobre las indicaciones, el precio y la recuperación del lifting facial. Otra opción de la cirugía plástica es la blefaroplastia, que levanta los párpados y ayuda a mejorar la apariencia de la persona de forma más sencilla. Sin embargo, para mantener los resultados obtenidos por la cirugía plástica será necesario seguir utilizando cremas antiarrugas, consumir colágeno hidrolizado y recurrir a los tratamientos estéticos.

Leave a Reply