5 maneras de estimular el bebé aún en el vientre

Estimular al bebé en el útero, con la música o la lectura, puede promover su desarrollo cognitivo, una vez que ya está consciente de lo que pasa a su alrededor, respondiendo a los estímulos a través de los latidos del corazón, que se quedan más tranquilos, de sus movimientos y imitando el movimiento de succión.

Además, los ejercicios utilizados para estimular el bebé también ayudan a fortalecer los lazos entre la madre y el bebé, reduciendo el riesgo de depresión post-parto, por ejemplo.

Algunas maneras de estimular el bebé aún en el vientre son:

1. Tocar ligeramente en el vientre

Tocar en el vientre durante el embarazo es un movimiento que casi todas las mujeres embarazadas hacen desde el inicio del embarazo, y por lo general se interpreta como la embarazada con ganas de dar cariño para el bebé que está creciendo en su vientre.

Sin embargo, varios estudios indican que el tacto también puede ser sentido por el bebé, especialmente después de las 8 semanas de gestación, haciéndole sentir más relajado y amado, facilitando su desarrollo. Muchas veces, el bebé puede incluso responder al tacto, revolviendo en el útero o empujando los pies y las manos contra el vientre.

2. Colocar los auriculares en el vientre

A partir de las 25 semanas de embarazo, el oído del bebé está lo suficientemente desarrollado para lograr escuchar voces y sonidos del exterior del vientre y, por eso, ya es capaz de reconocer estímulos como la música.

La música normalmente tiene un efecto relajante sobre el bebé, además de ayudar en la comprensión del lenguaje, ya que las canciones con palabras, como las canciones infantiles, pueden ayudar al bebé a reconocer más fácilmente las palabras después de nacer.

3. Contar historias para el bebé

Así como la música, contar historias para el bebé también ayuda a que el bebé pueda reconocer las palabras más temprano, facilitando el proceso de desarrollo del lenguaje.

A pesar de que las historias pueden ser contadas por el padre, también es importante que sea contadas por su madre, ya que es la voz de la madre que el bebé mejor se reconoce, por ser la voz que siempre está más cerca del útero durante todo el día.

4. Hacer ejercicios en el agua

Estar dentro del agua es una de las formas más sencilla de relajarse durante el embarazo, ya que ayuda a aliviar todo el peso y la presión creadas sobre el cuerpo, facilitando hasta que la madre pueda liberar todo el estrés emocional que está sintiendo.

Liberar el estrés es muy importante, no sólo para la salud de la embarazada, sino también para el bebé, ya que cuando las hormonas del estrés están muy altos, pueden dificultar el desarrollo del cerebro.

5. Tomar el sol todos los días

Tomar el sol todos los días, durante al menos 20 minutos, ayuda al bebé a desarrollar huesos más fuertes y también evita la aparición de problemas cardíacos. Además, el sol ayuda al organismo a producir vitamina D, que puede prevenir la aparición de autismo.

Leave a Reply