5 opciones de tratamientos para la Artritis Reumatoide

Los tratamientos para la Artritis Reumatoide deben ser indicados por reumatólogos, ya que existen medicamentos que deben ser usados en ciertas fases de la enfermedad. Sin embargo, además de estos, también se recomienda hacer fisioterapia, pero la alimentación también es de gran ayuda para combatir los síntomas.

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune que causa síntomas como dolor en las articulaciones, pero que no tiene cura. Ninguno de estos tratamientos va a curar la artritis, pero cuando se utilizan correctamente, pueden ayudar a mejorar la calidad de vida de la persona por disminuir los síntomas y evitar la progresión de la enfermedad.

Las mejores opciones de tratamientos son:

1. Tratamiento natural para la artritis reumatoide

El tratamiento natural se puede hacer con el uso de plantas medicinales que poseen propiedades anti-inflamatorias, analgésicas y diuréticas, en forma de té, jugo o cataplasma. Algunos buenos ejemplos de remedios naturales para la artritis son:

  • El té de cola de caballo, hierba dulce y bardana;
  • Tomar el jugo de berenjena con limón al despertar;
  • Tomar el jugo de piña todos los días.

El té de sucupira también es muy bueno, siendo que esta planta también puede ser usada en cápsulas. Ver más consejos en el siguiente vídeo:

2. Remedios para la artritis reumatoide

El tratamiento farmacológico se realiza con la toma de antiinflamatorios, corticoides y los medicamentos inmunosupresores que cambian el curso de la enfermedad, con el fin de evitar su progresión. Algunos ejemplos de remedios son:

Anti-inflamatoriosIbuprofeno, Celecoxibe, Nimesulida, Torsilax.OjoPrednisona, La Prednisolona.InmunosupresoresMetotrexato, Leflunomida, Orencia, la Sulfasalazina, Actemra y sales de oro.

Los anti-inflamatorios pueden ser tomados por hasta 14 días y son recomendados para la fase inicial de la enfermedad. Las cremas deben ser utilizadas siempre que sean necesarias y las inyecciones de corticoides están indicadas en los casos más graves donde se espera un resultado inmediato, pero no deben sobrepasar las 4 aplicaciones por año.

Los medicamentos inmunosupresores disminuyen la inflamación de la articulación y otras manifestaciones extra-articulares de la enfermedad, provoca y también pueden ser utilizadas por separado o en conjunto. Sin embargo, muchos de estos medicamentos deben ser evitados durante el embarazo, por lo que ver como tratar la artritis reumatoide en el embarazo.

3. Fisioterapia para la artritis reumatoide

El tratamiento fisioterapéutico es una gran manera de disminuir el dolor, la inflamación y mejorar la calidad de los movimientos en la articulación afectada. La terapia física también es importante para mantener los músculos debidamente fortalecidos y alargados, así como evitar o disminuir las deformidades articulares.

La fisioterapia debe incluir ejercicios y estiramientos activos y pasivos, el uso de aparatos de electroterapia, y el uso de bolsas de agua caliente. Además, la práctica de ejercicios físicos aeróbicos, como caminar, bicicleta, natación y gimnasia en el agua también pueden ser indicada. Más información sobre este tratamiento: Fisioterapia para la artritis.

4. Cirugía para la artritis reumatoide

Cuando la artritis reumatoide genera deformidades que disminuyen la calidad de vida del individuo, el médico puede evaluar la necesidad de realizar una cirugía para cambiar de la articulación afectada por una prótesis. Pero esto va a depender del estado de salud general del individuo y de sus actividades diarias.

5. Una alternativa de tratamiento para la artritis

El tratamiento alternativo para la artritis reumatoide puede ser hecho con la dieta, meditación, acupuntura, auriculoterapia, masajes, quiropráctica, biofeedback, entre otras, pero no excluye la necesidad del tratamiento médico y terapia de ultrasonido, aunque puedan mejorar la calidad de vida del individuo.

Signos y mejora y empeora

Los signos de mejora surgen con el debido tratamiento e incluyen la disminución de los síntomas y la mejora de los movimientos, sin embargo, los síntomas tienden a ser más intensos y pueden surgir complicaciones en caso de que el tratamiento no sea realizado. Como esta enfermedad no tiene cura, es preciso realizar el tratamiento durante toda la vida, siendo importante también evitar el consumo de tabaco, bebidas alcohólicas y practicar ejercicios regularmente, con el acompañamiento de un profesional de la educación física.

Complicaciones de la artritis reumatoide

Debido a la afectación de los huesos, el cartílago, cápsula articular, tendones, ligamentos y músculos, pueden aparecer deformidades en las articulaciones, lo que dificulta los movimientos y dejan un aspecto antiestéticos en la persona.

Como la enfermedad es progresiva y no tiene cura, con el pasar del tiempo, la persona puede presentar deformidades como dedos en ventania y dedos en cuello de cisne, de rodillas ‘girados’ dentro y pies planos. Para prevenir estas complicaciones se recomienda seguir el tratamiento indicado por el médico y realizar sesiones de terapia física con regularidad.

Leave a Reply