5 pasos para calmar al bebé a Dormir toda la noche

El bebé está irritable y llora cuando tiene hambre, sueño, frío, calor o cuando el pañal está sucio y por eso el primer paso para calmar a un bebé que está super agitado es satisfacer sus necesidades básicas.

Sin embargo, los bebés también anhelan por cariño y por eso también lloran cuando quieren colo, ‘chatear’ o compañía porque tiene miedo a la oscuridad y porque no entienden el mundo a su alrededor.

Indicamos aquí algunas estrategias para relajarse un bebé que está muy ocupado, pero que necesita para dormir cuanto antes:

1. Con una pelota de Pilates

Esta actividad puede ser utilizada en los bebés con más de 3 meses de vida, que es cuando ya puede sostener mejor el cuello. La actividad consiste en:

  • Poner al bebé apoyado boca abajo en una bola lo suficientemente grande como para que las manos y los pies del bebé no toquen el suelo;
  • Sostenga al bebé colocando las manos en la espalda del bebé y
  • Deslizar la pelota unos centímetros hacia delante y hacia atrás.

Otra forma de relajar el bebé es sentarse con el bebé en el regazo de una pelota de Pilates y quedarse “rebota” la pelota suavemente utilizando el peso del propio cuerpo, como se muestra en la segunda imagen.

Hacer este ejercicio durante 3 a 5 minutos, es bueno porque el movimiento de rotación de la bola es muy relajante y calma al bebé, pero es preciso que él se sienta seguro durante la actividad para que funcione. También es importante utilizar los movimientos suaves para no estimular aún más el niño.

2. Dar un baño

Un baño caliente es una excelente estrategia para dejar al bebé tranquilo. Dejar que el chorro de agua que cae sobre la espalda y los hombros del bebé por unos minutos, mientras conversa con él tranquilamente puede ayudar a cambiar su estado de ánimo en poco tiempo. Si es posible, se aconseja dejar la luz más débil, o encender una vela para hacer un ambiente más sereno.

3. Hacer un masaje

Luego del baño, se puede aplicar un aceite de almendras en todo el cuerpo, amasando suavemente todos los pliegues del bebé, masajeando el pecho, el vientre, los brazos, las piernas y los pies, además de la espalda y los glúteos. Se debe aprovechar para mirar a los ojos del bebé y hablar con él de forma tranquila. Consulte los pasos para hacer un masaje en el bebé.

4. Poner canciones tranquilas

Las canciones que más calman a los bebés son las clásicas o sonidos de la naturaleza, pero las canciones instrumentales con un enfoque en la guitarra o el piano, también son excelentes opciones para dejar sonando en el coche o en la habitación del bebé, proporcionando un momento de relajación.

5. Ruido continuo

El sonido continuo del ventilador, secador de pelo o de la lavadora son llamados de ruido blanco, que funciona tan bien como una radio fuera de la estación. Este tipo de sonido calma a los bebés porque el sonido se asemeja al ruido que el bebé escuchaba cuando estaba dentro del vientre de la madre, el lugar donde él se sentía completamente seguro y tranquilo. Dejar uno de estos sonidos al lado de la cuna del bebé puede dejar de dormir de forma tranquila, toda la noche.

Pero, además de seguir todos estos pasos, se debe tomar en consideración la edad del niño, porque es normal que un bebé recién nacido duerma solo 2 o 3 horas y acorde con hambre, mientras que un bebé de 8 meses tiene más facilidad para dormir más de 6 horas seguidas.

Leave a Reply