5 pasos para controlar la diabetes en la menopausia

Hacer algo de ejercicio regularmente, evitar el azúcar y la inversión en las fibras y también en la soja son buenas estrategias para controlar la diabetes en la menopausia.

Además de controlar la diabetes, estos cuidados deben ser tomados para prevenir la aparición de esta enfermedad, ya que las mujeres premenopáusicas tienen mayor riesgo de tener diabetes, especialmente las que están por encima del peso ideal.

Los 5 pasos para que la mujer mantenga la glucosa en sangre bajo control y encuentre el bien-estar durante esta etapa de la vida son:

1. Alcanzar y mantener el peso ideal

Controlar el peso es esencial porque el exceso de grasa en el empeoramiento de la diabetes y también aumenta las posibilidades de mujeres sanas que vengan a desarrollar esta enfermedad después de la menopausia. Así, se debe hacer una actividad física regular y tener cuidado con la alimentación, para controlar la glucosa en sangre y prevenir el aumento de peso.

2. Hacer actividad física

Se debe hacer actividad física con regularidad por lo menos 3 veces por semana, a través de ejercicios que aumentan el metabolismo y se queman calorías, como senderismo, running, natación y gimnasia acuática. El ejercicio físico es importante porque ayuda a bajar la glucosa en sangre y a reducir el peso, dos medidas esenciales para controlar mejor la diabetes.

qué hacer y qué no hacer en la menopausia

3. Evitar dulces y grasas

Se debe evitar el uso de azúcar, mantequilla, margarina, aceites, tocino, salchicha, chorizo y comida preparada congelada, como pizza, lasaña, hamburguesas y nuggets.

Durante la menopausia es aún más importante evitar los dulces y las grasas, ya que con el cambio de hormonas y el avance de la edad, la mujer tiene mayor dificultad para controlar la glucosa en sangre y una mayor probabilidad de tener enfermedades cardiovasculares.

4. Aumentar el consumo de fibras

Para aumentar el consumo de fibras, se debe preferir alimentos integrales como el arroz, fideos y harina de trigo, aumentar el consumo de semillas como la linaza, chía y sésamo, comer frutas con cáscara y prefiere consumir verduras crudas.

Es importante aumentar el consumo de fibras, porque ellas van a disminuir la absorción de azúcares y de grasas en el intestino y acelerar el tránsito intestinal.

5. Comer más soja

Es importante aumentar el consumo de soja, ya que este grano es rico en isoflavonas, que funcionan como una reposición natural de las hormonas que disminuyen durante la menopausia.

Así, la soja ayuda a reducir los síntomas de la menopausia, como sofocos, insomnio y nerviosismo, y mejora el control y la prevención de la diabetes, la osteoporosis, el cáncer de mama y de enfermedades cardiovasculares. Además del alimento natural, la lecitina de soja también se puede encontrar en cápsulas, y puede ser utilizada en la menopausia.

Entienda los cambios en el cuerpo que ocurren en la menopausia, y los tratamientos indicados para pasar mejor por esta etapa de la vida.

Leave a Reply