5 pasos para la anestesia del dentista pasar más rápido

El secreto para hacer la anestesia del dentista pasar más rápido es aumentar la circulación de sangre de la región de la boca, lo que puede ser hecho con trucos simples y rápidos.

Usted puede utilizar técnicas como el masaje alrededor de la boca y consumir alimentos de fácil masticación, como el helado y el yogur, para estimular la circulación de la sangre en la boca, sin lastimar la boca por morder la lengua y las mejillas.

Sin embargo, el dentista puede aplicar una inyección al final de la consulta con un medicamento llamado Bridion. Conozca el prospecto de este medicamento haciendo clic aquí.

5 pasos para la anestesia del dentista pasar más rápido

A continuación se presentan algunos consejos que pueden ayudar:

1. Masajear la boca

Se debe masajear la boca lentamente y con poca fuerza, usando dos dedos para hacer el movimiento circular en la región de la boca, los labios, la barbilla y las mejillas. El masaje aumenta la circulación sanguínea y mejora la sensibilidad de la región, haciendo que el efecto de la anestesia pase más rápido.

2. Masticar despacio

Se debe masticar alimentos fríos y de fácil ingestión, como el helado y el yogur o pequeños trozos de fruta helada, comiendo con el lado de la boca opuesto al que recibió la anestesia, para evitar mordeduras en la lengua y en el lado de la mejilla que están latentes. La masticación también va a estimular la circulación de la sangre, haciendo que el efecto de la anestesia pase más rápido.

3. Colocar la compresa caliente en la cara

Poner un paño o compresa tibia en la cara, cerca de la boca, también puede estimular la circulación de la sangre y ayudar a pasar el efecto de la anestesia. Sin embargo, si el problema es el dolor de diente, es más conveniente usar una compresa fría. Mira el vídeo para saber cuando usar la compresa tibia o caliente:

4. Tomar mucha agua

Al tomar mucha agua la sangre circula más rápido y con el aumento de la producción de orina las toxinas son eliminadas más fácilmente y así el efecto de la anestesia pasa más rápido.

5. Pedir al dentista un remedio indicado

Otra opción es pedir al dentista una inyección que aumenta el flujo de sangre en la boca, ayudando a pasar el efecto de la boca latente en pocos minutos. Uno de los nombres de este medicamento es de Bridion, hecho a base de sugamadex sódico, que debe ser aplicado por el odontólogo en el final de la consulta.

La anestesia se utiliza en procedimientos tales como la extracción de dientes y canal, y puede tardar entre 2 y 12 horas para pasar, dependiendo del tipo y de la cantidad de medicamento que se usa. Normalmente la anestesia pasa 2 o 3 horas.

Efectos de la anestesia del dentista

Algunos de los efectos que pueden surgir más allá de la sensación extraña en la boca, son:

  • Mareo;
  • Dolor de cabeza;
  • Visión nublada o borrosa;
  • Espasmos musculares en la cara;
  • Sensación de agujetas o agujas en la boca.

Estos efectos suelen pasar cuando la anestesia deja de actuar, pero en el caso de que ocurran problemas más graves como la hemorragia, la aparición de pus en el sitio del procedimiento o falta de sensibilidad en la boca por más de 24 horas, debe ponerse en contacto con el dentista para que evalúe la presencia de complicaciones e iniciar el tratamiento adecuado.

Al pasar la anestesia el dolor puede aumentar, y por ello, puede ser necesario tomar un analgésico como el Paracetamol cuando el dolor empezar.

Leave a Reply