5 principales causas de dolor en la vejiga y el que hacer

El dolor en la vejiga generalmente indica infección urinaria, de alguna irritación causada por quistes o cálculos pero ella también puede ser causada por alguna inflamación en el vientre o en el intestino. Así, para saber lo que está causando este dolor se debe verificar si están presentes otros síntomas como sangre en la orina, dolor al orinar, fiebre o secreción en la vagina o en el pene, por ejemplo.

El tratamiento siempre debe ser indicado por el médico general, pero el ginecólogo o urólogo también pueden indicar las causas y el tratamiento más indicado para casa situación.

Las principales causas y los tratamientos para el dolor en la vejiga son:

1. Infección urinaria

La infección del tracto urinario, puede afectar a la vejiga, la uretra o, cuando más grave, los riñones, siendo la causa más frecuente de dolor en la vejiga. Normalmente, ella es acompañada por otros síntomas como:

  • Dolor en la pelvis o en la vejiga al orinar;
  • Muchas ganas de orinar, pero salir de poca cantidad;
  • Mucha urgencia para orinar;
  • La presencia de sangre en la orina;
  • Dolor en la uretra o la vejiga durante la relación sexual;
  • Baja la fiebre.

Aunque es más frecuente en las mujeres, también puede ocurrir en hombres de todas las edades. En la presencia de síntomas de infección urinaria, se debe buscar el urólogo o ginecólogo, pero si la consulta es tomar, es necesario ir a la sala de emergencias para que se haga una evaluación con nota la región íntima y examen de orina. Obtenga más información sobre cómo identificar los síntomas de la infección urinaria.

Cómo tratar: Si se confirma la presencia de una infección, el médico puede indicar el uso de antibióticos, como la Norfloxacina, con Sulfa o Fosfomicina, por ejemplo. Remedios analgésicos, como Paracetamol o antiinflamatorios, como el Ibuprofeno, pueden ser usados para aliviar el dolor y el malestar. Además, durante la recuperación, es importante beber unos 2 litros de agua al día y mantener una buena higiene íntima. El té de arándano es un gran remedio casero que puede combatir esta infección de forma natural.

2. El Síndrome de la vejiga dolorosa

También conocida como cistitis intersticial, síndrome de la vejiga dolorosa es una inflamación o irritación de la pared de la vejiga de causa no aclarada, que puede ocurrir tanto en hombres como en mujeres. Esta enfermedad también puede causar signos y síntomas como:

  • Dolor en la vejiga;
  • Ardor o dolor durante la micción;
  • Dificultad para orinar;
  • Dolor durante la relación íntima;
  • Ganas de orinar varias veces al día y la noche.

Estos síntomas pueden tener periodos de mejoría y empeoramiento, y es común que sean confundidos con infección urinaria, lo que hace que la persona pueda recibir tratamientos repetidos con antibiótico de forma innecesaria, por lo tanto, se debe pensar en esta enfermedad siempre que hay síntomas persistentes y recurrentes.

Además, en algunas personas, estos síntomas pueden aparecer o empeorar con el consumo de sustancias como tabaco, café, alcohol, té negro, alimentos ácidos o por causas psicológicas.

Cómo tratar: pueden utilizarse medicamentos analgésicos o anti-inflamatorios para aliviar los síntomas, además de ser importante tratar las causas de estrés y ansiedad, con psicoterapia y terapias alternativas, como la meditación, y evitar el uso de sustancias que desencadenan las crisis. Ver más detalles sobre cómo identificar y tratar la cistitis intersticial.

3. Vejiga neurogênica

La vejiga neurogênica es una disfunción en la capacidad de relajar y contraer la vejiga y las vías urinarias, causada por enfermedades neurológicas, que provoca incontinencia urinaria, sensación de vaciado incompleto en la orina y, en muchos casos, el dolor en el vientre.

Ella puede ser de tipo poco activa, en la que la vejiga no puede contraerse voluntariamente, y se acumula la orina, o hiperactiva, en la que la vejiga se contrae con facilidad, causando urgencia para orinar en horarios inadecuados, siendo más común en las mujeres.

Cómo tratar: la vejiga neurogênica es tratada de acuerdo con la causa y con los síntomas reportados por cada persona, pudiendo ser necesaria la realización de fisioterapia, uso de medicamentos como la oxibutinina o la tolterodina, el paso de la sonda pacientes o, en algunos casos, el procedimiento quirúrgico. Entender mejor las causas, cómo identificar y tratar la vejiga hiperactiva.

4. Inflamaciones en la vejiga

El dolor en la vejiga puede ser causada por algún tipo de inflamación de este órgano, que puede estar siendo causado por condiciones como:

  • Endometriosis pacientes, causados por implantes de tejido uterino en la vejiga, lo que provoca dolor crónico e intenso, con empeoramiento en el período pre-menstrual.
  • El Uso de medicamentos, como algunos de quimioterapia, que pueden causar irritación del tejido de la vejiga;
  • Uso de la sonda de pacientes por mucho tiempo.
  • Causas inmunológicas, en el que hay una auto-agresión de las células de la vejiga;
  • Cáncer en la vejiga, que provoca lesiones en la región.

Además, los cambios en la próstata, en el caso de los hombres, puede ser una causa importante de dolor en esta región, debido a la inflamación, infección o tumor de este órgano.

Cómo tratar: la inflamación de la vejiga debe ser tratada de acuerdo con su causa, debiendo aliviar los síntomas con analgésicos y anti-inflamatorios y, a continuación, hablar con el médico sobre las posibilidades de tratamiento, como cirugía o medicamentos.

5. Piedra en los riñones

La piedra se puede instalar en cualquier región de las vías urinarias, pudiendo ser a nivel de los riñones, ureteres, vejiga o uretra. Ella puede causar dolor al moverse o impactar en alguna región de las vías urinarias, que, generalmente, es de fuerte intensidad, y puede estar asociada a presencia de sangrado en la orina y náuseas.

Cómo tratar: el urólogo le indicará el tratamiento adecuado, de acuerdo con el tamaño y la ubicación de la piedra, pudiendo ser con la observación o cirugía. Es importante hidratarse bebiendo unos 2 litros de agua al día, para facilitar la expulsión del cálculo y dificultar las posibles complicaciones en los riñones. Vea aquí algunos remedios caseros para los cálculos renales.

Dolor en la vejiga puede ser embarazo?

Generalmente el dolor en la vejiga no indica embarazo, sin embargo, todas las embarazadas tienen mayor tendencia a desarrollar infección urinaria en esta fase, y por eso es común asociar el dolor en la vejiga con el embarazo. Sin embargo, las infecciones urinarias en el embarazo generalmente no surgen antes de que la mujer descubre que está embarazada, siendo una modificación más tardía.

Cuando la embarazada se siente dolor en la vejiga este es un síntoma que se debe principalmente a las modificaciones corporales que la mujer sufre durante este período, lo que es más común en el final de la gestación, debido principalmente a la presión que el útero aumentado de forma sobre los órganos de la pelvis.

Además, debido al aumento de la producción de la hormona progesterona, la vejiga se vuelve más relajada y puede contener más orina, que junto con el peso del útero sobre la vejiga puede causar molestias al orinar o dolor en la vejiga durante el día. Por poseer una orina más rica en proteínas que la embarazada está más dispuesta a desarrollar una infección urinaria y así sentir dolor en la vejiga.

Cómo tratar: Para disminuir o evitar el dolor en la vejiga durante el embarazo, la gestante debe beber mucha agua, usar ropa cómoda y de algodón, mantener una buena higiene de la zona íntima y descansar lo suficiente durante el día para evitar el estrés.

Otras causas de dolor en la vejiga

Inflamaciones de los órganos de la región en la pelvis, pueden causar dolor abdominal e irradiar a otros lugares, pudiendo dar la sensación de dolor en la vejiga. Alguna de las principales causas son:

  • Enfermedad inflamatoria pélvica causada por infecciones en la vagina y el útero;
  • Endometriosis de otros órganos de la pelvis, trompas, ovarios, el intestino y peritôneo;
  • Enfermedades del intestino, como la enfermedad inflamatoria intestinal o síndrome de colon irritable;
  • Calambres abdominales, causadas por la menstruación o el embarazo;
  • La inflamación de músculos o articulaciones de la pelvis.

Estas causas se investigan en el caso de dolor en la vejiga que no fue justificada por otras causas más probables como la infección, el cálculo o inflamaciones en la vejiga, y el diagnóstico puede ser realizado por un urólogo o ginecólogo.

Leave a Reply