6 Consejos para la Prevención del Alzheimer

El Alzheimer es una enfermedad genética que se transmite de padres a hijos, pero que no puede desarrollarse en todos los pacientes cuando algunos cuidados, como estilo de vida y hábitos de alimentación, son adoptados. De esta forma, es posible combatir los factores genéticos con factores externos.

Así, para hacer de la prevención de la enfermedad de Alzheimer, especialmente en casos de antecedentes de la enfermedad en la familia, hay 6 cuidados que ayudan a retrasar la aparición de la enfermedad y que se detallan a continuación.

1. Hacer todos los días juegos de estrategia

Las actividades que estimulan el cerebro ayudan a reducir el riesgo de desarrollar Alzheimer porque mantienen el cerebro activo. Así, se debe guardar al menos 15 minutos por día para hacer actividades como:

  • Hacer juegos de estrategia, rompecabezas o crucigramas.
  • Aprender algo nuevo, como hablar un nuevo idioma, tocar un instrumento;
  • Entrenar la memoria, recordando la lista de la compra, por ejemplo.

Otra actividad que estimula el cerebro es leer libros, revistas o periódicos, ya que además de la lectura, el cerebro también retiene la información, la formación de varias funciones.

2. Practicar 30 minutos de ejercicio por día

Hacer ejercicio físico regular puede reducir hasta en un 50% las posibilidades de desarrollar la enfermedad de Alzheimer y, por lo tanto, es importante hacer 30 minutos de actividad física de 3 a 5 veces por semana.

Algunas actividades físicas recomendadas son jugar al tenis, practicar natación, hacer ciclismo, bailar o practicar juegos de equipo, por ejemplo. Además, se puede introducir el ejercicio físico en varios momentos del día, como subir escaleras en vez de coger el ascensor, por ejemplo.

3. Adoptar una dieta mediterránea

Hacer una dieta mediterránea rica en verduras, pescados y frutas ayuda a nutrir correctamente el cerebro, previniendo problemas graves, como el Alzheimer o la demencia. Algunos consejos de alimentación son:

  • Hacer de 4 a 6 comidas pequeñas por día, ayudando a mantener los niveles de azúcar estables;
  • Comer pescado rico en omega 3, como el salmón, atún, trucha y sardinas;
  • Comer alimentos ricos en selenio, como las nueces de brasil, huevo o trigo;
  • Ingerir todos los días verduras con hojas verdes;
  • Evitar los alimentos ricos en grasa, como embutidos, productos industrializados y aperitivos.

Además de prevenir el Alzheimer, la dieta mediterránea equilibrada también ayuda a prevenir problemas del corazón, como el infarto o insuficiencia cardiaca.

4. Beber 1 vaso de vino tinto por día

El vino tinto posee antioxidantes que ayudan a proteger a las neuronas de productos tóxicos, evitando lesiones en el cerebro. De esta forma, es posible mantener el cerebro sano y activo, evitando el desarrollo de Alzheimer.

5. Dormir 8 horas por la noche

Dormir al menos 8 horas por noche, ayuda a regular el funcionamiento del cerebro, lo que aumenta la capacidad para pensar, guardar información y resolver problemas, previniendo la aparición de demencias.

6. Mantener la presión arterial controlada

La presión arterial alta está relacionada con la aparición precoz de la Enfermedad de Alzheimer y la demencia. Así, los pacientes con hipertensión deben seguir las indicaciones del médico general y hacer, al menos, 2 consultas por año para evaluar la presión arterial.

Al adoptar este estilo de vida, el individuo presenta menor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y estará estimulando la función cerebral, teniendo un menor riesgo de desarrollar demencias, incluso el Alzheimer.

Aprenda a identificar precozmente la enfermedad de Alzheimer en: 10 señales de alerta para la enfermedad de Alzheimer.

Leave a Reply