6 pasos para enseñar al bebé a dormir solo

Alrededor de los 8 o 9 meses de edad el bebé ya puede empezar a dormir en la cuna, sin necesidad de estar en el regazo para dormir. Sin embargo, para lograr este objetivo es preciso acostumbrar al bebé a dormir de esa forma, alcanzando un paso a la vez, porque no es de repente que el niño va a aprender a dormir solo, sin extrañar y sin llorar.

Estos pasos pueden ser seguidos uno cada semana, pero hay bebés que necesitan más tiempo para acostumbrarse, y por eso el ideal es que los padres vean cuando se sienten seguros para avanzar al siguiente paso. No hay necesidad de llegar a todos los pasos en un mes, pero es importante ser constante y no volver a cero.

Indicamos aquí 6 pasos que usted puede seguir para enseñar al bebé a dormir solo:

1. Respetar la rutina del sueño

El primer paso consiste en respetar la rutina del sueño, creando hábitos que deben ser mantenidos siempre en la misma hora, todos los días, durante al menos 10 días. Por ejemplo: El bebé puede tomar un baño a las 19:30, cena a las 20h, mamar o tomar el biberón a las 22h, después el padre o la madre ya pueden ir a la habitación con él, manteniendo una luz baja, de presencia, en un ambiente de calma y tranquilidad, que favorece el sueño y cambiarle el pañal y poner el pijama.

Usted debe estar muy tranquila y centrada, y hablar con el bebé siempre en voz baja para que no sea muy estimulado y quede más somnolencia. Si el bebé está acostumbrado al cuello, usted puede inicialmente seguir esta rutina y dormir el bebé en el regazo.

2. Poner al bebé en la cuna

Después de la rutina de la hora del sueño, en lugar de quedarse con el bebé en el regazo para él dormir, se debe colocar al bebé en la cuna y estar a su lado, mirando hacia él, cantando y ninando el bebé para que se quede tranquilo y sosegado. Usted puede incluso colocar una pequeña almohada o un animal de peluche para dormir con el bebé.

Es importante resistir y no coger al bebé en brazos se empieza a rechistar y llorar, pero llorar de forma muy intensa por más de 1 minuto, usted puede repensar si está en el tiempo de él duerme solo o se va a tratar más adelante. Si esta es su opción, mantenga la rutina del sueño para que se quede siempre acostumbrado a ella, porque así él se sentirá más seguro en la habitación y se va a dormir más rápidamente.

3. Consolar si él llora, pero sin sacar de la cuna

Si el bebé está murmurando y no llora por más de 1 minuto, usted puede tratar de resistir a no tomarlo en sus brazos, pero debe estar bien cerca, haciendo cariño en la espalda o en su cabecita, diciendo ‘xiiiiii’, por ejemplo. Así, el niño se calme y puede sentirse segura y dejar de llorar. Sin embargo aún no es hora de salir de la habitación y se debe llegar a este paso en 2 semanas aproximadamente.

4. Se aleja poco a poco

Si usted ya no necesita tomar el bebé en el regazo y si ya se tranquiliza acostado en la cuna, sólo con su presencia cerca, ya se puede proceder al paso 4 que consiste en alejarse poco a poco. Cada día usted debe ir alejando más de la cuna, pero eso no quiere decir que va a poner al bebé a dormir ya en ese 4º paso, pero que cada día va a cumplir los pasos 1 a 4.

Usted puede permanecer sentada en un sillón de la lactancia, en la cama de al lado o incluso sentarse en el suelo. Lo importante es que el bebé perciba su presencia en la habitación y se que levantar la cabeza luego te encuentras buscando para él, y lista para acudir, si es necesario. Así el niño aprende a tener más confianza y se siente más segura para dormir sin el regazo.

5. Mostrar seguridad y firmeza

Con el paso 4 el bebé va a darse cuenta de que usted está cerca, pero lejos de su toque y en el paso 5, es importante que se tenga en cuenta que usted está allí listo para consolarlo, pero que no va a tomarlo en brazos siempre que se quejan o amenazar a llorar. Así, si todavía empezar a rechistar en la cuna, aún lejano puede con mucha calma, haciendo solamente ‘xiiiiiii’ e ir hablando con él en voz baja y con calma para que él se sienta seguro.

6. Permanecer en la habitación hasta donde dormir

Inicialmente usted debe permanecer en la habitación hasta que el bebé dormir, haciendo de esto una rutina que debe ser seguida por algunas semanas. Poco a poco se debe ir alejando y un día debe estar a 3 pasos de distancia, en el otro a 6 pasos hasta que pueda quedar pegado en la puerta de la habitación del bebé. Después de dormir, usted puede salir de la habitación, en silencio para que no despierte.

Usted no debe salir de la habitación de forma repentina, ni de poner al bebé en la cuna y darle la espalda a él, o no tratar de consolar a su bebé cuando este llora y demuestra que necesita atención. Los bebés no saben hablar y que su mayor forma de comunicación es el llanto y por eso cuando el niño llora y nadie lo atiende, tiende a estar más seguro y asustando, haciendo que grita aún más.

Por eso, si no es posible cumplir con estos pasos cada semana, usted no necesita sentirse derrotada, ni enojarse del bebé. Cada niño se desarrolla de una manera y a veces lo que funciona para uno, no funciona para otra. Hay bebés que les gusta el colo y si tus padres no ven problema en quedarse con el niño en el regazo, no hay motivo para tratar de esta separación si todos están felices.

Vea también:

Leave a Reply