6 principales causas de dolor en la costilla

El dolor en la costilla es poco común y por lo general está relacionada con golpes en la región del pecho o las costillas, que pueden surgir debido a accidentes de tránsito o a los impactos de practicar algunos de los deportes más violentos, como el Muay Thai, MMA o Rugby, por ejemplo.

Sin embargo, el dolor en las costillas también puede ser señal de un problema respiratorio y, en los casos más graves, puede indicar que el cáncer o hasta el infarto. Así, siempre que el dolor es muy intenso o dura más de 2 días para aliviar, se recomienda ir al médico general para identificar la causa e iniciar el tratamiento más adecuado.

1. Golpe en las costillas

Esta es la principal causa de dolor en las costillas que, normalmente, ocurre debido a caídas, accidentes de tránsito o a la práctica de deportes, lo que resulta en dolor constante en las costillas, manchas púrpuras y dificultad para mover el tronco. En la mayoría de los casos, los golpes son ligeros y causan sólo un estiramiento en los músculos, pero existen otras situaciones en las que pueden surgir fracturas.

  • Qué hacer: se aconseja mantener el hogar para permitir que los músculos se recuperen, sin embargo, también se puede aplicar compresas frías sobre la zona afectada, especialmente si surgen manchas púrpuras en el lugar. En Caso de que el dolor sea muy intenso y prevenga la respiración o si hay sospecha de fractura es muy importante ir al hospital, para hacer una radiografía y empezar el tratamiento. Ver cuando usar las compresas calientes o frías para aliviar el dolor.

2. Costocondrite

La costocondrite es la causa más frecuente de dolor en la costilla cuando no existe una causa específica, como un golpe en el pecho, por ejemplo. Ella sucede debido a la inflamación de los cartílagos que unen las costillas superiores al hueso del esternón y, por ello, es común sentir una intensa sensibilidad en la región entre los pezones, especialmente al hacer presión sobre la región. Ver todos los síntomas de la costocondrite.

  • Qué hacer: en muchos casos, los síntomas mejoran después de 2 o 3 días sólo con el descanso y la aplicación de compresas calientes en la región, pero también puede ser necesario tomar analgésicos, como el Naproxeno o medicamentos antiinflamatorios, como el Ibuprofeno, preferentemente recetados por el médico general.

3. Pleuresía

La pleuresía es un problema inflamatorio que afecta a la pleura, una fina capa de tejido que cubre los pulmones y el interior de la región torácica. En estos casos, es común que el dolor sea más intenso al inspirar, pues es cuando el pulmón se llena de aire y el tejido inflamado costra en los órganos de alrededor.

  • Qué hacer: es importante ir al hospital para iniciar el tratamiento con antibióticos directamente en la vena y aliviar la inflamación. Además, puede ser necesario hacer fisioterapia respiratoria por hasta 2 semanas.

4. Fibromialgia

La fibromialgia es un tipo de dolor crónico que puede afectar diferentes partes del cuerpo, pero que aún no tiene una causa específica, que pueden aparecer en cualquier edad, especialmente entre los 30 y los 60 años. Normalmente, el dolor se atribuye a la fibromialgia cuando todos los exámenes son hechos y no es posible identificar otra causa para el dolor en la costilla.

  • Qué hacer: no existe una forma específica de tratamiento de la fibromialgia, sin embargo, algunas técnicas de cómo hacer acupuntura, fisioterapia o invertir en una alimentación más rica en omega-3 puede ayudar a mejorar la calidad de vida. Estas son las principales formas de tratamiento de la fibromialgia.

5. Embolia pulmonar

La embolia pulmonar, aunque sea rara, es una situación grave que ocurre cuando una arteria del pulmón se encuentra bloqueada por un coágulo, puede provocar lesiones graves, con síntomas como dolor fuerte al respirar, falta de aire, respiración rápida, tos con sangre y sudor excesivo. Entender mejor cómo identificar una embolia pulmonar.

  • Qué hacer: si existe sospecha de embolia pulmonar es importante ir rápidamente al hospital, ya que el tratamiento debe ser iniciado para retirar el coágulo del pulmón y permitir que la sangre vuelva a pasar libremente.

6. Cáncer de pulmón

Aunque es la causa más rara, la aparición de un dolor en la región del pecho entre las costillas también puede ser un signo de cáncer en el pulmón. En estos casos, el dolor es más intenso al respirar profundamente y también pueden surgir otros síntomas como sibilancias al respirar, tos con sangre, dolor de espalda y adelgazar sin causa aparente. Ver otros síntomas de cáncer de pulmón.

  • Qué hacer: el tratamiento para el cáncer debe ser iniciado lo más pronto posible para garantizar las mejores posibilidades de curación, con lo que si existe sospecha de cáncer es muy importante marcar una consulta en el neumólogo.

Leave a Reply