7 consejos para refrescarse en verano

Cuando los días se ponen muy calientes debido al verano, el número de casos de urgencia en los hospitales puede aumentar. Esto sucede, especialmente entre los niños y los ancianos ya que deshidratan muy rápido, que necesitan ser asistidos por un médico.

Sin embargo, infartos, ataques de migraña y problemas respiratorios son problemas que pueden surgir durante esta época del año, afectando a personas de todas las edades.

Así, para tener un Verano más seguro y evitar correr el riesgo de tener algún problema, le recomendamos algunos consejos, como:

1. Manténgase alejado del sol

Este consejo es especialmente importante durante las horas de mayor calor, esto es, entre el medio día y a las 16 horas. En este horario, los rayos solares son más fuertes y, por ello, además de existir un mayor riesgo de quemaduras solares, también se produce una pérdida superior de agua por la piel, puede causar deshidratación grave.

Durante este horario, mismo que no se esté acostado en el sol, es esencial pasar protector solar cada 3 horas, usar sombrero y poner gafas de sol. Sepa cuál es el protector más adecuado para tu piel!

2. Haga los ejercicios de la mañana

El ejercicio físico es fundamental para mantener su cuerpo funcionando correctamente, así como para eliminar toxinas. Por lo tanto, no necesita ser evitado en verano. Sólo se recomienda hacer ejercicio físico cuando está menos calor, esto es temprano en la mañana, porque usted no está tan cansado como en el final de la tarde.

3. Use ropa liviana

El uso de ropa ligera de colores claros ayudan a la piel a eliminar el exceso de calor del organismo. De esta forma, es preferible optar por camisetas ligeras, pantalones cortos y vestidos de verano, por ejemplo. Nunca se debe usar ropa oscura, como el negro, marrón o azul marino, ya que absorben más calor.

4. Beba muchos líquidos

Este consejo parece obvio, pero en realidad la mayoría de la gente se olvida de beber agua durante el día, especialmente cuando se está trabajando. Así, a pesar de que no se esté en la playa o en la piscina, es importante mantener la ingesta de alrededor de 2 litros de líquidos por día, para mantener la hidratación.

Algunos ejemplos de bebidas perfectas para hidratar el agua, los jugos de frutas natural o agua de coco, por ejemplo.

5. Evita las comidas picantes y indigestas

Comidas muy grandes, con alimentos picantes o con otros ingredientes indigestos, como los embutidos, por ejemplo, hacen que el organismo más lento y provocan un exceso de trabajo por el estómago, lo que dificulta la eliminación del calor.

De esta forma, se debe optar por comer comidas más ligeras y con alimentos de mejor digestión, como las verduras, frutas y pastas, por ejemplo. Ver otras sugerencias que comer en el calor

6. Tiene el aire acondicionado o un ventilador

Este consejo, que casi no necesita explicación. De hecho, tener el aire acondicionado de casa o del lugar de trabajo de encendido es la mejor manera de mantenerse fresco. Pero no olvides que este tipo de equipos deben ser revisados todos los años para evitar la acumulación de bacterias que pueden causar enfermedades graves, como la legionella.

Si usted no tiene aire acondicionado, una alternativa es utilizar un ventilador. A pesar del ventilador no refrescar el aire, permite crear pequeñas corrientes de aire que en contacto con tu piel y ayudan a eliminar el exceso de calor, refrescar el organismo.

7. Deje las puertas y las ventanas abiertas

Dejar las puertas y las ventanas de casa abiertas es una gran manera para complementar el uso del ventilador. Esto porque así es más fácil renovar el aire, evitando que el ambiente esté muy silencioso.

Pero ¡atención! Es importante que, en el caso de estar en una región con los mosquitos del dengue, coloque redes mosqueteras (en todas las ventanas y puertas, antes de que las deja abiertas.

Leave a Reply